Bang & Olufsen Carro vacío
El diseñador Jacob Jensen realizando bocetos en su estudio

CUESTIÓN DE DISEÑO: NUESTRAS LEYENDAS

Jacob Jensen

  • DISEÑO
  • SONIDO
  • TRADICIÓN

Durante casi tres décadas, el pionero diseñador Jacob Jensen dio forma a la visión de Bang & Olufsen. Se convirtió en un colaborador crucial que llevaría a lo más alto la reputación mundial de la empresa en materia de sonido y diseño.

  • Reloj negro diseñado por Jacob Jensen

El pasado es futuro

Un chiste habitual sobre los productos clásicos de Bang & Olufsen es que encajan más en el escenario de una película de ciencia ficción que en el hogar de una persona. Pero lo que subyace a esta inocente ocurrencia es trascendental: en muchos sentidos, esta compañía instalada en el campo danés consiguió verdaderamente dar forma al futuro del diseño de audio mediante su estética emblemática y vanguardista. Y ello fue en gran parte gracias a quien fue por muchos años colaborador de Bang & Olufsen, Jacob Jensen.

Un tapicero prometedor

Nacido en Copenhague en 1926, Jensen dejó la escuela a los trece años y se formó como tapicero. Aburrido por las rutinarias tareas en el taller de su padre, el joven Jensen comenzó a trastear creando diseños y modelos para objetos cotidianos. Estos acabaron por llamar la atención de un arquitecto que le dijo al padre de Jensen que estos diseños de mobiliario tan singulares claramente provenían de alguien con gran potencial. Espoleado por este encuentro, Jensen se matriculó en la Escuela Danesa de Artes y Oficios a finales de los 40, donde bajo la tutela de Jørn Utzon fue el primero en graduarse en la nueva disciplina de diseño industrial. Empujado por esta inercia, comenzó en 1951 a trabajar para Bernadotte & Bjørn, el primer estudio danés de diseño industrial.

Primer plano de un selector de emisora en color blanco con perfil de madera

Máquinas de rayos X, máquinas de escribir... ¡y mucho más!

En la andadura de siete años que Jensen compartió con Bernadotte & Bjørn, el joven diseñador dio forma a todo tipo de objetos, tales como equipamiento de cocina a platos de porcelana, máquinas de rayos X, máquinas de escribir y sistemas de interfonos. Su bol de melamina, Margrethe, sigue produciéndose a día de hoy. Deseoso de aprender más, Jensen se mudó a los Estados Unidos donde, aparte de clasificarse como regatista para los Juegos Olímpicos, continuó trabajando en una asombrosa serie de productos para empresas como General Electric. En 1958, Jensen volvió a Dinamarca, listo para fundar su propia empresa: Jacob Jensen Design. Su estudio sigue activo hoy en día bajo la batuta del hijo de Jacob. Poco después, los caminos de Jensen y Bang & Olufsen se cruzaron y, como se suele decir, el resto es historia.

Presentamos: Beomaster 5000

El primer producto completado por Jensen para Bang & Olufsen fue el sintonizador y amplificador Beomaster 5000, presentado en 1967. Jensen atribuyó a Roderik Madsen, de Bang & Olufsen, su carácter visionario al acoger tal diseño nuevo y revolucionario. Tal como dijo Jensen, “Creo que esta es probablemente una de esas cosas maravillosas de Bang & Olufsen: que vieron la oportunidad de desmarcarse de todos los demás. La filosofía de Bang & Olufsen es decir: nos gusta, creemos en ello, vamos a hacerlo sea como sea, vamos a arriesgarnos y hacerlo”.

“Si hubiésemos hecho concesiones, Bang & Olufsen no existiría. Es así de sencillo”.

Jacob Jensen

Diseñador

Diseño de referencia

Este espíritu de innovación y experimentación solo se acrecentó a medida que evolucionó la colaboración de Jensen con los diseñadores e ingenieros de Bang & Olufsen. Juntos, crearon diseños de referencia para Bang & Olufsen que supusieron una amenaza al dominio de las multinacionales con las que acabaron compitiendo. Cada nuevo producto de Jensen se convirtió en una historia de colaboración y creatividad: el tocadiscos Beogram 4000 con sus revolucionarios brazos dobles, diseñado en el sótano de la casa del ingeniero aeronáutico Karl Gustav Zuethen. O el Beocenter 9000, que pasó por casi 80 diseños conceptuales antes de su encarnación final. Por otra parte, sus auriculares U70 son los primeros que produjo la empresa. Estos y otros 27 de sus diseños para Bang & Olufsen fueron objeto de una exposición en 1978 en el MoMA de Nueva York titulada “Design For Sound”. El New York Times escribió en su reseña que los objetos expuestos “bastan para convertirlo en uno de los diseñadores industriales más importantes del siglo XX”.

Vista superior de un tocadiscos con sus bocetos

A contracorriente

A lo largo de su carrera, Jensen trabajó partiendo del concepto de probar constantemente los límites de los materiales y la tecnología. Él definió su filosofía de diseño como “diferente, que no extraña”. Jensen también diseñó cientos de productos fuera de Bang & Olufsen. Sus relojes, elaborados a partir de titanio de la más alta calidad con esferas simples y correas de caucho, siguen siendo productos estrella a día de hoy.

Reloj diseñado por Jensen

Una y otra vez

Todos sus diseños nacieron de su singular idea de la lucha del diseñador. Como el propio Jensen explicó en una ocasión: “Construir una pluma estilográfica, escribir un poema, producir una obra de teatro o diseñar una locomotora, todas estas cosas exigen los mismos componentes, los mismos ingredientes: perspectiva, creatividad, nuevas ideas, comprensión y, sobre todo, la habilidad para recrear casi hasta el infinito, una y otra vez. Este repetir y repetir, para mí, es la tortura más cruel”.

Mente abierta

Estos años de diseñar cientos de productos para el uso doméstico le dieron a Jensen el <i>nous</i> estético esencial que, impulsado por las políticas progresivas de Bang & Olufsen, pudieron dar vida a diseños que todavía se usan hoy en día mediante simple recreación de la forma básica. Sus diseños de altavoces, tales como los cubos Beolab 5000, tomaron las formas más elementales del diseño y dieron lugar a nuevas formas mediante simples giros creativos, y son antecesor directo de los altavoces Bluetooth portátiles de Bang & Olufsen que son líderes contemporáneos del mercado. Jensen fue capaz de ver que, de la misma manera que el sonido de los productos B&O puede llenar una habitación, los dispositivos de los cuales emana este sonido son elementos del espacio que deberían gozar de la misma belleza que cualquier otro objeto.

Jacob Jensen en edad avanzada sentado en su estudio en el campo

Nuevos horizontes

Tras 234 productos y 27 años con Bang & Olufsen, Jensen se retiró en 1989 y regresó a su amor de toda la vida: la vela. A mediados de los años 90, reflexionó sobre lo que había hecho que esta colaboración fuese tan fructífera. “Si hubiésemos hecho concesiones y renunciado a algo, Bang & Olufsen no existiría”, afirmó. “Es así de sencillo”. Jacob Jensen nos dejó en el año 2015.