Bang & Olufsen Carro vacío
Cecilie Manz sentada en su escritorio al lado de Beoplay A1

Entrevista

Cecilie Manz

  • DISEÑO

La galardonada diseñadora danesa nos habla del papel que desempeñó en la creación del altavoz Bluetooth portátil Beoplay A1 de Bang & Olufsen, cómo reducir las ideas a su mínima expresión y cómo concebir objetos de calidad en una época en la que todo ha de caber en la palma de la mano.

Altavoz Beoplay A1 sobre papel de boceto

Los objetos que nos rodean son cada vez más pequeños, especialmente artículos tecnológicos tales como teléfonos o altavoces portátiles, como nuestro Beoplay A1. ¿Cómo cree que va a cambiar el papel de un diseñador dentro de estos parámetros cada vez más constructivos?

Creo que los diseñadores tienen que poder ser siempre capaces de adaptarse y reaccionar a las diferentes situaciones por las que nos vemos rodeados. ¡Estamos acostumbrados ya, es parte del oficio! Sin embargo, al mismo tiempo tenemos que conservar la calma y ser reflexivos. En este sector todo cambia con mucha rapidez y no todos estos cambios son buenos. A veces detenerse y observar en lugar de precipitarse a reaccionar es un signo de progreso.

Tengo una verdadera pasión por el minimalismo y me encantan los objetos pequeños. Es una motivación, tanto para mí como para los desarrolladores, para ser el doble de eficaces. Solo tenemos que tener presente el límite de cuándo un objeto llega a ser absurdo o antifuncional: botones que son ridículamente pequeños o paraguas tan plegables que entran a la perfección en el bolsillo del pantalón pero no valen para nada cuando llueve. Eso es absurdo.

Supongo que se trata de utilizar los sentidos: cuándo trabajar y cómo, qué crear y qué traer a un mundo repleto de objetos y opciones diferentes.

  • Muestras de la parrilla de aluminio de Beoplay A1
  • Cecilie Manz de pie en su estudio con Beoplay A1 sobre su escritorio

Cuéntenos un poco más acerca de cómo Bang & Olufsen le encargó este altavoz. ¿De qué está especialmente orgullosa?

Podríamos decir que el camino hacia un concepto más pequeño comenzó ya con el altavoz Beolit 12. Mientras trabajaba con él tuve la idea de una versión más pequeña, Beoplay A2 y afortunadamente Bang & Olufsen también pensó en ello. Beoplay A1 fue una consecuencia natural de Beoplay A2: incluso más pequeño y con un sonido aún mejor en un espacio aún más compacto.

La propia forma de cilindro plano fue una de las primeras decisiones que se tomaron en el proceso de diseño. Queríamos que tuviese un tacto suave y refinado, ya que lo vamos a tocar muchas veces. Viajando en el bolso, colgando relajadamente y adquiriendo una pátina particular derivada de su uso diario.

Estoy muy contenta con el suave aspecto de Beoplay A1. Es casi como una piedra pulida, sin bordes afilados, y eso que está hecho con dos materiales unidos: aluminio y polímero. Y, por supuesto, hay que agradecer el gran trabajo realizado por los técnicos de acústica. Han conseguido desarrollar un nuevo componente de altavoz interno que crea un sonido espectacular con un volumen muy uniforme.

“Es muy importante poder sentir cuándo algo es perfecto”.

Cecilie Manz

Diseñador

¿Cómo funciona su proceso creativo? Con muchas de las piezas que realiza, da la sensación de que los materiales se han unido de manera natural. ¿Cómo sabe cuando una pieza está acabada?

Comienzo todos los proyectos de la misma manera. Cuando recibo un informe lo leo a conciencia y lo reduzco a sus elementos más esenciales: vale, hace falta una mesa de madera larga, o un altavoz Bluetooth portátil, y trabajo a partir de ahí. No se trata de coger atajos con los detalles importantes, sino de encontrar los más esenciales, para averiguar con qué funcionalidad en mente debería comenzar a realizar el boceto. A continuación trabajo con modelos: verlo todo a escala real es muy importante para mi manera de trabajar. Puede que el modelo esté realizado en cartón barato al principio y que su aspecto sea horrible, pero me hace avanzar en el proceso y cada uno de los modelos sucesivos es más detallado que el anterior. A lo largo del proceso tengo reuniones con el cliente y comparto con él dibujos realizados por ordenador y demás. Pero todo gira en torno a mi mesa de trabajo, con los modelos, las referencias de los materiales, las muestras de color y otros componentes.

En un momento dado del proceso se tiene la sensación de que todo encaja, de que se ha creado algo con sustancia. Y este es el primer paso del largo proceso de finalización de un diseño. Es importante poder sentir cuándo algo es perfecto. Después llegan todos los ajustes y correcciones lógicos en la etapa de fabricación, con las consecuentes negociaciones entre unos y otros. Mi tarea más importante es la de no perder de vista el carácter del objeto a lo largo de todas estas etapas, para conservar su naturaleza en la carrera final hasta la fecha límite de finalización del producto, que es a menudo confusa.

Altavoz Beoplay A1 sobre una mesa con herramientas y muestras

Beoplay A1

Natural
$250
Beoplay A1 Natural 1

Beoplay A1

Natural

Su original selección de colores es perfecta para espacios luminosos de estilo nórdico.

$250

Muchos diseñadores utilizan música en diferentes momentos de su proceso creativo: canciones específicas para estimular la imaginación durante la realización de los bocetos de preparación, u otros temas que lo ponen a uno en situación a la hora de elaborar los prototipos y producir los objetos. Cuéntenos más acerca de su relación con el sonido y la música.

La música es muy importante para mí, pero por elección personal mi estudio es siempre muy silencioso.

Para mí, compartir la música es algo muy íntimo. Quizá porque tiene que ver mucho con las emociones y los ambientes, prefiero escuchar música en solitario. A menos que, por supuesto, la idea sea reunirse con otras personas en el mismo ambiente y sentir la música en compañía.

Cuando realizo bocetos al comienzo de un proyecto me gusta mucho escuchar a Charles Mingus, Nina Simone, Keith Jarret, Eric Satie... Cuando voy en bici, cuesta arriba, necesito The Black Keys para motivarme...

“Mi labor más importante consiste en fijar la mirada en la personalidad del objeto”.

Cecilie Manz

Diseñador

Seguro que se lo han preguntado a menudo, pero ¿cómo se dio cuenta de que quería ser diseñadora? ¿Cómo sigue desarrollándose creativamente?

Desde muy cría supe que quería trabajar en algo manual. Siempre me han fascinado los objetos, los materiales, las superficies. Pero en realidad entré en el diseño de mobiliario y productos por pura casualidad o incluso por error, no tenía verdaderamente la intención de dedicarme a ello hasta que comencé a estudiar y me enganchó por completo. Y sin embargo ahora no me imagino haciendo cualquier otra cosa, ¡me encanta mi trabajo!

A veces asumo proyectos o incluso me invento tareas para mí misma que no son demasiado prometedoras ni en el sentido racional ni en el económico. Pero es muy importante para mí conservar la alegría y el enfoque lúdico de mi trabajo. Puede ser una pieza independiente para una exposición o un experimento que está condenado a fracasar. No importa, porque estos descansos son cruciales para mantenerme en forma y estimular mi mente de maneras diversas.

Altavoz Beoplay A1 en aluminio en Natural

Cecilie Manz también ha diseñado los altavoces Bluetooth portátiles Beoplay P2, Beoplay P6 y Beolit 17, así como los altavoces multiroom inalámbricos Beoplay M3 y Beoplay M5, lo que da buena muestra de la amplia gama de enfoques de diseño aplicados por Bang & Olufsen.