Bang & Olufsen Carro vacío

Nuestras leyendas

David Lewis, diseñador

  • PERSONAS
  • DISEÑO
  • TRADICIÓN

¿Cómo acabó un británico afincándose en Dinamarca y liderando el diseño de una de las empresas más valoradas del país? Siga leyendo y descubra las aportaciones de David Lewis a la herencia de Bang & Olufsen.

  • Beomaster Control Module, presentado en 1977
  • Sistema de sonido portátil Beoplay A8

Música y poesía

Poético y musical

“La forma no es sino una extensión del contenido”, afirmó David Lewis para Beolink Magazine en 2003. “Quién dice que los altavoces sean algo que se deba esconder en un rincón cuando, precisamente, suenan mejor cuanto más cerca estén de usted?” Dice mucho del que fuera diseñador jefe de Bang & Olufsen que sus palabras sean una paráfrasis casi idéntica de una cita del escritor y poeta estadounidense Charles Olson, que escribió en su manifiesto, <i>Verso proyectivo</i>: “La música y la poesía son, al fin y al cabo, vibraciones del aire”.

Beosystem 4500

De Londres a Dinamarca

De Londres a Dinamarca

Lewis nació en Gran Bretaña en 1939 y concluyó sus estudios en la Escuela Central de Arte de Londres en 1960. Tras mudarse a Dinamarca un año más tarde, comenzó a trabajar para Bang & Olufsen bajo la tutela de diseñadores emblemáticos como Jacob Jensen y Henning Moldenhawer. Su primer producto fue el televisor Beovision 400. Otra obra del inicio de su andadura es el sistema Beolab 5000, ya que ayudó a Jensen con su diseño clásico de madera y aluminio que supuso para ellos un premio iF Design en 1967.

David Lewis Designers

Fundó su propio estudio, David Lewis Designers, en 1982 y a lo largo del resto de esta década sus diseños formaron el grueso de la producción de Bang & Olufsen, especialmente a medida que la empresa fue expandiendo su cartera más allá de los equipos estéreo para incluir productos para el sector en auge de los televisores.

Beomedia 1

Nuevos horizontes

Algunas de sus innovaciones incluyeron la serie MX, los primeros televisores diseñados por Bang & Olufsen. En todo momento, la de Lewis fue una perspectiva particular. “En su opinión”, escribió Torsten Valeur, que fue mano derecha del diseñador en su estudio de Copenhague, “cuando está apagado, un televisor está a medio camino entre un acuario y un ojo que curiosea en los salones de la gente. Una vez que está apagado, su diseño se vuelve crucial. Diseñar y crear un televisor que también esté dotado de ‘vida’ cuando está apagado es lo más cerca que podemos estar hoy en día de proporcionar una alternativa a ese acuario vacío”.

Diseño de David Lewis

Una evolución de la forma elemental

Diseño que perdura

Diseño que perdura

Lewis estaba convencido de que cualquier producto tenía que tener una gran vida útil, tanto en términos de interés como de resistencia. Creía que la evolución debía ser un proceso más lento. Creía en crear productos solo cuando el cliente verdaderamente los necesitase, en lugar de trastear con artículos existentes para luego relanzarlos con elementos superfluos e innecesarios. “Hoy en día la presión es demasiado grande, y no solamente para los diseñadores. El algo decepcionante. Pueden escaparse cosas como pequeños detalles o golpes de genio en el proceso de diseño porque este va a toda velocidad”, expresó en una entrevista ofrecida para el Wall Street Journal. “Ni se nos ocurriría crear algo que no pudiese perdurar. Es parte de nuestra filosofía”.

Ni se nos ocurriría crear algo que no pudiese perdurar. Es parte de nuestra filosofía.

David Lewis

Diseñador

Diseño de David Lewis

Buena muestra de ello es el enfoque utilizado por los diseñadores de Bang & Olufsen y que Lewis se encargó de liderar. En lugar de encerrarse y pasarse horas y horas sin descanso frente a sus ordenadores como quien se aísla en un laboratorio, su equipo de seis personas se reunía unos pocos días al mes antes de dispersarse de nuevo para desarrollar sus ideas de manera independiente. Su inspiración procedía a menudo de una reflexión intensa acerca de los problemas de cualquier objeto dado, así como visitas frecuentes a galerías de arte, museos y anticuarios daneses especializados en mobiliario <i>mid-century</i> y diseño arquitectónico.

Diseño de David Lewis

En aquella época, no prestaban especial atención al diseño digital: Lewis llegó a decir una vez de los ordenadores que eran “demasiado represores, demasiado complicados como para trabajar con ellos”. Prefería que la solución a los problemas llegase de forma natural al sentarse con pedazos de cartón, papel y plástico, diseñando mediante la creación de modelos o, como él mismo decía, siguiendo un enfoque más escultórico.

Principios ante todo

Principios ante todo

Lewis siempre estuvo dispuesto a mantenerse firme para proteger los principios de Bang & Olufsen y asegurarse de que sus productos nunca hiciesen concesiones en materia estética, pero nunca se trató de una cuestión de falta de humildad. En 2003, por ejemplo, el por aquel entonces CEO de Bang & Olufsen, Torben Ballegaard Sorensen, pidió a Lewis que añadiese unos pocos centímetros a la profundidad del televisor Beovision MX 8000. El diseñador se negó, y el CEO se echó atrás. “Si me hubiese salido con la mía, si hubiera forzado yo la decisión, habría incumplido los principios mismos de integridad del diseño que nos dan la ventaja respecto a los demás”, explicó Sorensen a la revista Fast Company en 2003. Esta firmeza en las opiniones también tiene sus ventajas, porque a menudo impulsa al desarrollo de nuevos enfoques radicales en aspectos como los materiales y la ingeniería, tales como el uso pionero de diamantes para cortar el aluminio.

De vuelta a los orígenes

De vuelta a los orígenes

Al igual que sucedió con su mentor Jacob Jensen, los productos de Lewis fueron seleccionados para su inclusión en la colección permanente del MoMA de Nueva York. En su caso, los diseños seleccionados fueron el grabador de vídeo Beovox 5000, el amplificador Beovox Cona y los altavoces activos Beolab 6000.

En aquella entrevista de 2003, Lewis habló de la esencia de la filosofía que había dado lugar a una colaboración tan duradera y próspera con la empresa. “Opino que cuanto menos complicas las cosas, más interesantes resultan para la gente”, afirmó. “¿Por qué no limpiamos y simplificamos este desorden tecnológico? Volvamos a los orígenes. Hagámoslo a la manera de Bang & Olufsen”.

David Lewis: 1939-2011

Mujer leyendo una revista con Beosound 2 descansando sobre un escritorio junto a ella
Descubra más información sobre Bang & Olufsen, escuche nuestros podcasts e inspírese con nuestro rico legado de sonido, diseño y artesanía